Los 3 tipos de diversión en el fitness: los explicamos

¿Por qué los atletas consideran “divertidas” cosas dolorosas? Aquí la respuesta.
Tipos de diversión
¿Has participado en un triatlón o un maratón? Entonces sabes lo que es la diversión tipo 2. Foto: Adobe Stock

No a todos nos parecen divertidas las mismas cosas. Hay personas para las que participar en un juego de mesa con sus amigos es la definición de diversión; para otros diversión es subir a una montaña rusa y también hay personas que se divierten coleccionando estampillas postales. Lo que tienen en común las actividades que consideramos “divertidas” es que nos estimulan mentalmente, hacen que enfoquemos nuestra atención y nos resultan placenteras.

Lo anterior aplica para todo el mundo. Sin embargo, para aquellos interesados en el mundo del fitness y el deporte (si estás leyendo esto probablemente eres uno de ellos), el concepto de diversión es más amplio y abarca distintas categorías. Te presentamos los tres tipos de diversión.

¿Qué es la diversión tipo 1?

Esto es lo que solemos asociar con la palabra diversión. Se trata de una experiencia que resulta agradable mientras la planeas, cuando la llevas a cabo y también cuando la recuerdas. Ejemplos de esto son ver una buena película o reunirte con tus amigos y conversar.

Tipos de diversión
Existen tres tipos de diversión y actividades como correr un ultramaratón entran en la segunda categoría. Foto: Adobe Stock

También aplica para algunas actividades atléticas, siempre y cuando no sean demasiado exigentes. Una rodada con tu equipo de entrenamiento, un workout en el parque o un partido amistoso de futbol. Todo esto es diversión tipo 1.

¿Qué es la diversión tipo 2?


Las actividades que son muy agradables mientras las planeas, incómodas, dolorosas y desagradables mientras las haces y, de nuevo agradables cuando las recuerdas, son lo que podemos considerar diversión tipo 2.

Aquí es donde los atletas o fanáticos del ejercicio difieren de la gente común. Nadie en su sano juicio haría algo que resulte incómodo, doloroso o desagradable de forma voluntaria, ¿cierto? Es por eso que nadie elige las peores películas del catálogo de Netflix y las ve de principio a fin; tampoco hay individuos que voluntariamente se reúnan a conversar exclusivamente con personas que les desagraden.

Diferentes tipos de diversión
Remar durante 10 minutos a un ritmo tranquilo es agradable. Hacerlo para completar un maratón, no tanto. Esa es la diferencia entre los tipos de diversión. Foto: Adobe Stock

¿Cómo luce esto en el mundo del deporte? Todo empieza con una idea. “¿Corremos un ultramaratón?”. “¿Hacemos un Everesting?”. “¿Hacemos 1,000 step-ups con un chaleco lastrado?”. La actividad en cuestión hace que tus pulmones ardan, tus músculos imploren clemencia y te prometas a ti mismo que no volverás a hacer algo como esto. ¿Y cuando todo termina? Te mueres de ganas de repetirlo.

La diversión tipo 2 es la razón por la que la mayoría de los atletas que corren un ultramaratón o terminan un Ironman no se conforman con uno, sino que suman decenas de ellos a lo largo de su vida.

¿Qué es la diversión tipo 3?

Es paradójico, pero la diversión tipo 3 no es divertida en ningún momento. A diferencia del tipo 2, las actividades que entran en esta última categoría son tan desagradables y usualmente tan riesgosas, que ni siquiera en retrospectiva resultan divertidas. Un ejemplo de esto sería una expedición a una montaña en la que corres demasiados riesgos, sufres lesiones graves y por poco pierdes la vida.

Estas categorías no son fijas, de manera que el paso del tiempo puede hacer que nuestra percepción cambie. Una experiencia de tipo 3 podría pasar a ser de tipo 2 en nuestra mente después de muchos años, aunque esta no es la norma.

Si alguna vez te habías preguntado por qué te gusta tanto hacer cosas dolorosas y que te exigen al máximo, aquí tienes la respuesta: eres fanático de la diversión tipo 2.

En resumen

Para los aficionados del deporte y el fitness, además de la definición típica de diversión (algo que resulta agradable en todo momento), existen otras categorías, la más relevante de las cuales es la diversión tipo 2: se trata de cosas que, si bien son dolorosas e incómodas mientras las hacemos, en cuanto se terminan nos dejan con una sensación de gusto y satisfacción que nos hacen recordarlas como divertidas y nos motivan a repetirlas. Esa es la razón por la que no puedes dejar de plantearte metas que hacen pensar a todos tus amigos y familiares que estás completamente loco. Probablemente lo estás un poco.

Podría interesarte

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Previous Article
Complicaciones covid

El ejercicio reduce el riesgo de complicaciones por covid

Next Article
Bras and Bottoms

MÁXIMA CONCENTRACIÓN EN TU ENTRENAMIENTO

We Rise ProjectTodo lo que necesitas para ser mejor

La información que necesitas para desarrollar tu mente y cuerpo, semanalmente en tu correo electrónico.