Tanque de flotación: tu aliado de recuperación

Los atletas de élite como James Newbury lo utilizan. Te decimos si deberías probarlo.
Tanque de flotación
Agrega esta herramienta a tu arsenal de recuperación y verás los resultados. Foto: Adobe Stock

Algo que todos los atletas de élite saben, pero algunos amateurs aún ignoran, es que para tener éxito en el deporte y el fitness es tan importante la recuperación como el entrenamiento. La mentalidad de “siempre una más” o “sin descanso” quizá se preste para posteos atractivos de Instagram, pero no conduce a un rendimiento óptimo.

Si actualmente incorporas lapsos de descanso adecuados entre series según tus objetivos, te tomas por lo menos un día a la semana para permitirle a tu cuerpo recuperarse y sabes lo importante que es descansar adecuadamente por la noche, vas por el camino correcto. Pero hay un elemento que quizá no estés tomando en cuenta: el estrés.

Por qué el estrés es el enemigo de la recuperación

Si lo que buscas es recuperarte del entrenamiento para ver adaptaciones en tu cuerpo que te hagan más fuerte, rápido y capaz, debes hacer lo posible por eliminar el estrés de tu vida. ¿Por qué? Porque el cuerpo no distingue entre el estrés físico y el mental, ambos representan una carga. Si a tus sesiones de HIIT les sumas las presiones del trabajo, la familia, la pandemia y lo que sea que estén haciendo los políticos el día de hoy, probablemente no te recuperarás como deberías.

Existen varios métodos para lidiar con este problema como la meditación, el yoga, la aromaterapia, etc. Pero si no eres fanático de este tipo de cosas, quizá te interese probar con un tanque de flotación.

Las ventajas que ofrece un tanque de flotación

Creada en los años 50 por el neurocientífico John C. Lilly, esta herramienta busca eliminar todos los estímulos externos, de manera que puedas relajarte por completo. A la terapia que se realiza en un tanque de flotación se le llama “terapia de estimulación ambiental reducida” (REST, por sus siglas en inglés).

Tanque de flotación con sal
Menos estrés = mejor recuperación. Foto: Adobe Stock

Se trata de un tanque a prueba de sonido lleno de agua y sal de Epsom (sulfato de magnesio). La sal promueve la flotabilidad (lo mismo que ocurre si te recuestas en el Mar Muerto). El agua tiene una temperatura equivalente a la de la piel, de manera que no sientas ninguna molestia o estímulo proveniente del exterior. El objetivo es que te relajes por completo.

Combate el estrés

Según un estudio publicado en BMC Complementary and Alternative Medicine, esta práctica es efectiva para combatir el estrés, la depresión y ansiedad, al tiempo que promueve un mejor descanso y un sentido de optimismo. Como mencionábamos arriba, esto resulta esencial para promover la recuperación después del entrenamiento, pero ese no es el único beneficio de un tanque de flotación.

Reduce los niveles de lactato en sangre

Según lo que publican investigadores de Northern Illinois University en el Journal of Strength and Conditioning Research, la terapia REST “tiene un impacto significativo en el lactato en sangre y la percepción de dolor a comparación de una sesión de una hora de descanso pasivo”.

Estrategia de recuperación
Descansar dentro de un tanque de flotación podría ser más efectivo que simplemente recostarte en el sofá. Foto: Adobe Stock

Esto es muy relevante para los atletas. El lactato es un subproducto del proceso mediante el cual el cuerpo convierte la glucosa en energía. Conforme incrementa la intensidad del esfuerzo, este se produce a un ritmo superior al que el cuerpo puede desecharlo, de manera que se acumula. Esto te obliga a bajar el ritmo ya que el lactato impacta el proceso de contracción muscular. Si, como afirman los investigadores, un tanque de flotación te permite deshacerte más rápido del lactato, tu recuperación tomará menos tiempo.

Es una efectiva herramienta de visualización

En WRP tenemos muy claro que visualizar el éxito es esencial para alcanzarlo. Lo sabemos porque nos lo dijo Jahir Ocampo cuando lo entrevistamos (“La visualización es todo. Lo que tienes en la cabeza se manifiesta casi en un 90%, ya sea positivo o negativo”.) y lo hemos escuchado de parte de otros atletas de primer nivel.

Un buen ejemplo es el CrossFitter James Newbury, quien le dijo a Men’s Health Australia que aprovecha sus sesiones en el tanque de flotación para hacer precisamente eso. “Conozco las imágenes y sensaciones que experimentaré en la competencia y puedo repasarlas en mi cabeza mientras estoy en el tanque. Así que cuando llega la hora de competir, todo me parece familiar y puedo atacar de inmediato”.

Al no tener ningún estímulo externo que te distraiga dentro del tanque, puedes crear el escenario perfecto de competencia en tu mente y más tarde tu cuerpo se encargará de hacerlo realidad. Esto, además de los beneficios quer mencionamos antes. Se trata de una excelente opción.

En resumen

Para recuperarte de forma adecuada del estrés, tanto del entrenamiento como de la vida diaria, es recomendable que implementes estrategias de relajación. Una de las más efectivas es sumergirte en un tanque de flotación. Además de reducir estrés, ansiedad y depresión, tiene el beneficio adicional de que reduce el lactato en sangre (algo esencial para darlo todo en el entrenamiento de nuevo) y te permite visualizar el éxito (una herramienta que usan los profesionales). Agrega esta herramienta a tu arsenal de recuperación.

Podría interesarte

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Previous Article
Proteína ayuda a recuperarte

Proteína en polvo: la realidad de su consumo

Next Article
El descanso activo es muy importante

La importancia del descanso activo

We Rise ProjectTodo lo que necesitas para ser mejor

La información que necesitas para desarrollar tu mente y cuerpo, semanalmente en tu correo electrónico.