La Fórmula 1 tiene nuevo campeón: Max Verstappen

Te contamos qué pasó durante el cierre de la temporada 2021 de la F1, una de las más emocionantes de todos los tiempos.
Max Verstappen
Max Verstappen es el campeón número 34 en la historia de la F1. Foto: Getty Images / Red Bull Content Pool

La temporada 2021 de la máxima categoría del automovilismo llegó a su fin este domingo en Abu Dhabi. Antes de entrar a los detalles de lo ocurrido en el Yas Marina Circuit, debemos decir que se trató de uno de los campeonatos más emocionantes de las últimas décadas. Esa no es sólo nuestra opinión, es lo que ha dicho Martin Brundle, expiloto de F1 y analista de Sky Sports. Es él, junto a David Croft, quien narra la F1 en lengua inglesa.

La razón por la que resultó tan emocionante la temporada 2021 es que, después de varios años de dominio absoluto de parte de Lewis Hamilton, finalmente alguien consiguió meterlo en aprietos. Ese alguien es el holandés Max Verstappen, hijo de Jos Verstappen, expiloto de F1, y uno de los jóvenes más aguerridos y rápidos de la parrilla. 

Al frente de la parrilla durante todo el año estuvieron el auto 44 de Hamilton y el 33 de Verstappen. Foto: Getty Images / Red Bull Content Pool

El talento de Verstappen, combinado con el extraordinario trabajo de Honda, proveedor de motores de Red Bull hasta este año (tristemente se retiran de la categoría) y la incorporación de un fiel escudero, el mexicano Sergio Pérez, le dieron al equipo austriaco la fórmula mágica para vencer a Mercedes, por lo menos en el campeonato de pilotos. El de constructores es otra historia: ahí, el equipo alemán acumula ocho triunfos consecutivos.

Más adelante hablaremos sobre los detalles del último GP del año, pero baste decir que ambos pilotos llegaron empatados en puntos a los Emiratos Árabes Unidos. Es el final que todos los aficionados del deporte motor habíamos soñado.

¿Es Verstappen un justo vencedor?

Sí, absolutamente. Aunque diríamos lo mismo si Lewis Hamilton hubiera terminado en la cima. A lo largo de las 22 fechas de este campeonato, la parrilla estuvo claramente dividida en dos: a la cabeza estuvieron Verstappen y Hamilton y muy por detrás, el resto, incluidos sus compañeros Sergio Pérez y Valteri Bottas. El nivel de consistencia que exhibieron estos pilotos es algo extraordinario. Entre ambos ganaron 18 Grandes Premios (Bottas y Pérez ganaron sólo uno cada uno).

¿Qué pasó en Abu Dhabi?

Max y Lewis se lo jugaban todo en la última fecha y la tensión era palpable. El holandés arrancaría en pole position, lo cual confiere una pequeña ventaja, ocho metros de asfalto para ser precisos, pero a un costado, como tantas veces durante el año, estaría el heptacampeón.

Lewis tuvo un arranque mucho mejor y rápidamente se colocó por delante. De inmediato quedó claro que el ritmo del Mercedes era muy superior. En la vuelta 13, Verstappen entró a los pits. En la vuelta siguiente, Hamilton hizo lo propio para cubrirse. Al frente de la carrera quedó, provisionalmente, Sergio Pérez, cuya principal tarea era ralentizar tanto como pudiera al Mercedes de Hamilton, una tarea que parecía imposible pero que “Checo” llevó a cabo de forma extraordinaria, si bien se arriesgó a tener una colisión con el británico. 

Eventualmente, Hamilton lo pasó, pero no sin antes perder la ventaja que tenía respecto a Verstappen. Pérez se hizo a un lado y los dos contendientes por el título de nuevo estaban uno detrás del otro.

A falta de 10 vueltas la ventaja de Hamilton era tal que parecía imposible que Verstappen lo alcanzara. El mismo Christian Horner afirmó que se necesitaría un favor de los dioses de las carreras para que esto ocurriera. Los dioses respondieron, enviando a Nicholas Latifi a la barrera. Apareció un safety car y con esto se esfumó la ventaja de Lewis Hamilton.

Incluso los más aguerridos rivales son capaces de reconocerse mutuamente. Estas son las escenas que más nos gustan del deporte. Foto: Getty Images / Red Bull Content Pool

A pesar de que en un inicio se anunció que los autos rezagados, aquellos que llevaban una vuelta menos, no podrían adelantar para dejar el campo libre (algo que siempre ocurre), eventualmente se decidió que sólo lo harían aquellos que se encontraban entre Lewis Hamilton y Max Verstappen (los tres rezagados detrás de Max no recibieron autorización para pasar). ¿El resultado? El auto de seguridad se retiró en la última vuelta con Verstappen a un costado de Lewis Hamilton. El primero con neumáticos suaves y nuevos; el segundo con neumáticos duros y viejos.

A la primera oportunidad, Verstappen se abalanzó para hacerse de la delantera. En esas circunstancias, Lewis no tenía oportunidad. El campeón vigente, que había estado tan cerca de lograr su octavo título y superar al mítico Michael Schumacher, tendría que conformarse con el segundo lugar. Max Verstappen se llevó la bandera a cuadros y, con ello, se acabó la hegemonía de Lewis Hamilton.

¿Habría quedado tiempo para una última vuelta si el director de carrera hubiera dejado pasar a todos los rezagados (como es costumbre)? ¿Qué habría ocurrido si hubiera optado por una bandera roja, de manera que ambos pilotos pudieran cambiar neumáticos y hacer las últimas vueltas en igualdad de circunstancias? Nunca lo sabremos. Lo cierto es que tenemos un nuevo campeón, nos guste o no.

Una temporada para el recuerdo

Max Verstappen merecía inscribir su nombre en los anales de la historia del automovilismo como el piloto número 34 en convertirse en campeón de la F1. El holandés peleó durante toda la temporada y, cuando la suerte estuvo de su lado, supo capitalizarlo. Sobre Hamilton hay que decir que se trata de un individuo extraordinario, un ejemplo de gracia tanto en la victoria como en la derrota.

Así como Verstappen debería sentirse agradecido con los dioses de las carreras por ponerle el campeonato en bandeja de plata en la última vuelta de la última carrera del año, los aficionados deberíamos dar gracias también por la posibilidad de presenciar esta épica batalla. Lo mejor es que en unos meses, volveremos a hacerlo todo de nuevo. Esa es la maravilla del deporte.

La acción regresa el 20 de marzo de 2022 con el Gran Premio de Bahréin.

Podría interesarte

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Previous Article
BCAAs

BCAAs: ¿en verdad sirven? ¿Deberías probarlos?

Next Article
Kilian Jornet corredor

Las reglas básicas del running de Kilian Jornet

We Rise ProjectTodo lo que necesitas para ser mejor

La información que necesitas para desarrollar tu mente y cuerpo, semanalmente en tu correo electrónico.