¿Cuánto tiempo toma (en verdad) formar un hábito?

Esto es lo que dice la ciencia al respecto.
Cuánto tiempo toma adoptar un hábito
Seguramente has escuchado que se necesitan 21 días para formar un hábito. Te decimos si es cierto. Foto: Adobe Stock

Si alguna vez has anunciado a tus amigos o familiares tu intención de empezar un régimen de entrenamiento, comenzar a beber más agua, levantarte más temprano, dejar la carne o cualquier otro hábito, lo más probable es que alguien te haya dicho que te tomará 21 días. Pero, ¿de dónde viene este número? Y aún más importante: ¿Hay algo de cierto en ello? Lo investigamos.

La verdad detrás de los “21 días”

A pesar de que vivimos en la era de la información y en todo momento llevamos con nosotros un aparato que nos permite investigar sobre cualquier tema imaginable (lo estás usando ahora mismo para leer esto), la mayoría vamos por la vida repitiendo afirmaciones que escuchamos en algún sitio, a pesar de que ignoramos su origen o validez. Tal es el caso de los supuestos 21 días para formar un hábito.

Esta idea surgió a finales de los años 50 cuando el cirujano plástico Maxwell Maltz notó que aquellos pacientes a los que se les amputaba un miembro afirmaban continuar sintiendo la parte del cuerpo que les había sido retirada durante aproximadamente 21 días. Algo similar ocurría con aquellos que se operaban el rostro. Reportaban que les tomaba un lapso similar acostumbrarse a su nueva imagen.

Formar un hábito
A la mayoría de la gente le gustaría tener el hábito de comer vegetales. ¿Basta con hacerlo por 21 días? Más abajo la respuesta. Foto: Adobe Stock

Esto llevó a Maltz a concluir que 21 días era el tiempo necesario para que una imagen mental se disolviera y otra tomara su lugar. Esta afirmación puede encontrarse en su libro de 1960: Psycho-Cybernetics. El libro se volvió muy popular y la afirmación de Maltz, sacada de contexto, comenzó a difundirse. Así llegamos al día de hoy. Maxwell Maltz nunca habló de adoptar nuevos hábitos, pero la idea tomó fuerza de cualquier manera.

¿Entonces cuánto tiempo toma formar un hábito?

Un grupo de investigadores de University College London se propusieron responder esta pregunta. Spoiler alert: la respuesta, como en casi todo lo relacionado con salud y fitness es “depende”. Los científicos analizaron a 96 personas y encontraron que más que una cifra exacta, se trata de un rango bastante amplio. La automatización de un nuevo comportamiento le tomó a los sujetos entre 18 y 254 días.

Un punto importante que se desprende de su estudio, publicado en el European Journal of Social Psychology, es que fallar en la aplicación de dicho comportamiento en una ocasión no tuvo un impacto en la formación del hábito. Dicho de otra manera: si te propones despertar a las 5:00 am todos los días y un día ignoras la alarma y despiertas a las 9:00 am no perderás todo lo que habías avanzado en el establecimiento del hábito, simplemente podrás retomarlo al día siguiente y continuar adelante. Por supuesto esto no es una licencia para fallar el 50% de las veces, se refiere a una única ocasión.

El problema con ver las cosas de esta manera

Si bien algunas personas ven la idea de los 21 días como algo manejable, un buen primer paso rumbo a sus objetivos, apuntarle a un número arbitrario de jornadas durante las cuales vas a “portarte bien” es una forma de prepararte para el fracaso.

Adoptar un hábito saludable
No importa si el hábito que quieres está relacionado con deporte o con algo completamente distinto, lo que necesitas es disciplina, no un número mágico. Foto: Adobe Stock

Dado que lo que se busca es modificar el estilo de vida de forma permanente, decir “sólo tengo que aguantar 21 días”, como si a partir del día 22 mágicamente todo se volviera más fácil, es ponerle fecha de expiración a tu compromiso. No importa si llevas 21, 22, 100 o 500 días levantándote a las 5:00 am, cada día seguirá siendo difícil. Eso no va a cambiar. Lo que cambia es tu fortaleza mental para tomar la decisión de levantarte a pesar de no querer hacerlo.

Es la misma razón por la que la motivación te brinda un enorme empujón que dura muy poco, mientras que la disciplina te impulsa de forma lenta pero duradera. Si lo que quieres es un cambio permanente, necesitas un compromiso que también lo sea. Para acudir a un cliché que sí es cierto, a diferencia de los 21 días: “no se vuelve más fácil, tú te vuelves más fuerte”. Entrena tu mente y podrás superar la flojera, el antojo o cualquier barrera que te impide llegar a donde quieres ir, no por 21 días, sino para siempre.

En resumen

La idea de que toma 21 días formar un hábito proviene de una frase sacada de contexto que se ha repetido hasta el cansancio. En vez de hablar de una cifra exacta, tenemos que entender que se trata de un rango muy amplio. En dónde cae cada persona dentro de ese rango depende de una gran cantidad de factores que le son únicos a esa persona y del hábito en cuestión. Nuestra recomendación: olvídate de los números. Si quieres hacer un cambio en tu vida empieza hoy y tómalo un día a la vez. No se volverá más fácil, pero tú te volverás más fuerte.

Podría interesarte

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Previous Article
Google Nest Hub 2

Google Nest Hub 2: mejorando la casa inteligente

Next Article
Air Max Pre-Day

Nike Air Max Pre-Day, los 70s renovados y de vuelta

We Rise ProjectTodo lo que necesitas para ser mejor

La información que necesitas para desarrollar tu mente y cuerpo, semanalmente en tu correo electrónico.